fbpx

La Nación: Se conocieron por amigos en común y descubrieron que podían hacer un negocio exitoso

La industria de los anteojos se desarrolla en las familias de generación en generación, son muy pocos los casos en que empresarios se involucran en la industria sin tener una relación por herencia familiar, pero Carlos Sánchez y Nicolás Schirmer se animaron y hoy son un éxito en el país.

Se conocieron por amigos en común y a través de charlas sobre moda y tendencias se fueron acercando y de manera espontánea formaron una amistad por fuera de las cuestiones laborales que hoy no solo disfrutan sino que incluso sus novias también se hicieron amigas entre ellas.

Charly nació en Junín, tiene 39 años y desde chico que es sociable, expresivo “y se me da con gran facilidad crear y fomentar grupos de amigos. Con los años noté que ser así no solo fue bueno para mi vida personal y social, sino que también me sirvió para potenciar mi desarrollo personal “, cuenta. Se especializó en marketing, ventas y negocios, disfruta mucho de la interacción con la gente y dentro de la marca que formaron es el que se ocupa fundamentalmente del negocio, el área comercial, ventas y búsqueda de partnerships.

Nicolás tiene 30 años, y es Licenciado en Marketing. ” Creo que tuve una visión emprendedora desde muy chico y eso me permitió combinar la pasión por el tenis con un trabajo , porque casi sin darme cuenta había fundado una escuela de tenis”, recuerda Nicolás que llegó a entrenar a más de 250 alumnos de diferentes edades entre niños, adolescentes y adultos. Si bien sus primeras experiencias profesionales en Marketing empezaron poco antes de recibirse, nunca se imaginó trabajando en una empresa, él quería crear algo propio, recuerdo que “a los 15 años realizaba ferias con un amigo y a mis 18 años tuve mi primer showroom en una época en la que esa forma de venta era muy poco conocida en el país. Me acuerdo que le compraba ropa a un conocido, la vendía y disfrutaba de sentirme dueño de mi negocio. Aunque era chico y también lo vivía como un juego, lo cierto es que siempre sentí ese deseo de impulsar mi propia empresa”.

Seguir leyendo en: https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/se-conocieron-amigos-comun-descubrieron-podian-hacer-nid2270139